"El mundo era tan reciente,
que muchas cosas carecían de nombre,
y para mencionarlas
había que señalarlas con el dedo."
100 Años...

lunes, 20 de noviembre de 2017

Crónica 3


  El camino de Santiago enseña muchas cosas. Es una profunda y maravillosa metáfora de la vida. Yo viví 38 días y 14 kilos de mochila, entre personas y valles descubrí una fortaleza personal que desconocía. La naturaleza y el cariño de mis compañerxs de camino moldeó mi confianza en la vida. Yo no era 'meritoriamente' la persona para estar allí, sin trabajo, habiendo abandonado todo para estudiar danza con 28 años, una tarjeta de crédito prestada y 300 euros en mano para 51 días, comprendí que el dinero no es impedimento para cruzar el mar de mis miedos. La aventura siempre allí, al otro lado de lo que conozco. La gran danza de la vida. El viaje caminado a través de mis emociones. El ojo del dragón.



sábado, 18 de noviembre de 2017

CRÓNICAS DE DANZA. La experiencia de un cuerpo que baila

 

  Soy bailarina, siempre lo fui. Desde mi primer clase pocos días antes de cumplir 5 años, hasta ahora que con 31 estoy haciendo la carrera, siempre fui eso y eso siempre estuvo ahí.
  Si, 31.

  (....)






martes, 7 de noviembre de 2017




   Me agrada no ser de por acá.
Saber que mi lugar está allá.
Que estoy transitiva en un sitio

Que igual lo hago mío

y lo suelto como si no lo fuera
con la misma entereza.

Me agrada saber que mi origen es más luminoso
que estas paredes
y estos modos pacatos de recibirse.

Que la infancia y la calle siguen ahí
y el olor a rosas del jardín de mi madre.

Los juegos, la danza
y la infancia.

Todo sigue.



sábado, 7 de octubre de 2017

No supe como hacerlo de otra manera
No me salió, y me ahogué en mi propia soledad
Era yo la serpiente q me deglutió...
Era mi propio caballo de Troya
Y hoy tengo q volver a empezar

Recordarme

Y no sé por donde.











domingo, 24 de septiembre de 2017


te acaricio
como si esta palabra fuera a durar
como si esta circunstancia vibrara en la corriente de un mismo sueño, de un mismo dios
como si fuera a imantar mi cuerpo de memoria con el tuyo
como si solo consintiera la oda su reverso de elegía
y celebrara esta adyacencia con un grado inmediato de nostalgia
naciera de tus manos el indicio de un mundo completo
respirara en pequeñez bajo las uñas la idea de una luna más nueva
como si el mar naciera de sus veras
como si un país, de las fronteras que lo abisman, emanara
te acaricio
como si fuera guardar con detalle lo que pasa
como si fuera trasegar el zumo de la suma
construir con la presencia reciente una ausencia adecuada
precisos de ternura, exactos de espejismo apaciguado
como si fuera posible el poema
de estas cosas, de esta nostredad
como si un poema que canta no fuera traducción errante
como si fuera posible herrar con lo que erra
te acaricio
como si fuera a la vez acariciar silencio noche tenue luz
niebla nemoroso lloviznar
como si esa vocación de eternizar fuera apenas infundir lentitud
paciencia peligrosa
como si estas manos se sembraran de palabras en tu suave
como si un vocablo líquido y eléctrico subiera por los dedos
y en la uva de una imagen echara su raíz
como una obscenidad frente al dolor del mundo
como si solo sostuviera esta alegría como una blasfemia
te acaricio
en tu lento te acaricio
en tu suave
como si fuera posible al escribir pasar en claro el silencio que se pasa por alto
como si fuera a quedar este aire, esta herida transparencia entre nosotros
a la que solo una música diera momentánea cicatriz
como si ese temblor que te cruza
como si ese tejido de hilos veloces y ritmos
te constelara un instante
como si fuera posible coser un quizá, un algo de amor con puntadas sin hilo
como si fuera posible recobrarte tardía al pie de la letra
te acaricio y estoy seguramente en ese punto en que el mito produce
el golpe de los dioses, el revés
del absurdo por la hibris de escribir una alegría,
la puesta en abismo
como si no tuviera otra lumbre para hacer del desierto ocasión
como si fuera posible este poema
siendo que no o que apenas o que casi
o que algo por el estilo en el límite
como si fuera posible cavar en la lengua otra lengua
con esta cercanía, este aire
como si hubiera sido cierto
como si una alegría se tejiera con preguntas o silencios, se cantara con preguntas
como si el sol no fuera a estallar y estallara con él hasta la muerte
como si la muerte no fuera a morir
te acaricio

Martín Pucheta